domingo, 18 de septiembre de 2011

Humanamente probable

Para mis arcángeles.

Será sobrecogedor ver cómo la lluvia borra nuestras huellas, cómo el rastro de los coches desdibuja nuestras letras de tiza, cómo el mar arrastra todas las promesas embotelladas hacia alguna profundidad insalvable. Será sobrecogedor ver cómo la vida vive, cómo lo físico existe y pasa. Será sobrecogedor ser víctima de nuestros inventos: el tiempo, el alma, la nada.

No hay comentarios: