miércoles, 10 de agosto de 2011

¡Peligro!

Saltan las alarmas. Se disparan los aspersores. Chillan las sirenas. Puertas que se bloquean.
Es un incendio, es un terremoto, es un cataclismo. 
¡Bajo una mesa, bajo los dinteles, a prisa, que llegas!
Tú, tocando el timbre de mi casa.

No hay comentarios: