jueves, 2 de junio de 2011

No tan difícil.

Yo soy esa que te busca y que te encuentra.
Yo soy esa que te desviste y en seguida se deja hacer. Que te aprisiona entre sus muslos cuando tu lengua articula seda mientras estás "ahí abajo".
Yo soy esa que devora tu boca, que lame tu cuello, que suspira en tu oído, que te suplica más mientras desliza sus uñas a lo largo de tu espalda, de tus brazos, de tu pecho sudoroso. Yo soy esa que toma el control y de pronto te vuelve loco.
Yo soy esa que se dedica a gemir con cada latido de tu pulso.
Yo soy esa que alcanza el éxtasis y tira de ti hacia arriba, hacia arriba, muy arriba, para que veas luz y oscuridad comulgando y huyendo de tus ojos.
Yo soy esa que luego suspira, baja de tu mano hasta la tierra, se viste de inocencia y dignidad y se envuelve con tus sonrisas. Yo soy esa libre de ficciones y limpia de mentiras.
Yo soy esa que te podría llegar a querer si lo quisiera. 
Yo soy esa chica, la chica fácil.

1 comentario:

niña manta dijo...

Como me encanta esta entrada...La releo y la releo y la vuelvo a releer...Será que veo algo de mí en ella...