jueves, 29 de julio de 2010

Día de la semana (jueves, ¿qué importa?)


Entre cuatro paredes, antaño adoradas, ahora, paredes de una jaula dorada, me despierto. No huele a mar, ni a sol, ni a vida. Hiede a prisión. Gandhi diría "los grilletes de oro son mucho peores que los de hierro". Y tiene razón, aunque no sé si viene a cuento una cita de Gandhi ahora. ¿Qué importa?
Es jueves, y el corazón se me desborda pensando en cosas en las que no tengo que pensar. Depresión post-vacacional la llaman. ¿Qué importa?
Hay cosas que hacer, siempre hay cosas que hacer. Sólo tengo que conseguir concentrarme en ellas. Cosas absurdas, trabajo mecánico, sólo tengo que pensar que podría ser peor.

De vuelta mis queridos, aunque todavía un poco ida.
Ha sido una travesía difícil, distinta, y estoy armándome todavía.
Con las maletas en la puerta, sin deshacer aún,...
creo que inconscientemente estoy esperando otra oportunidad 
para escapar de aquí.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay pasiones que se gritan como Ned Flanders y otras que se susurran como esta, espero sireia que todo vaya bien:
http://www.youtube.com/watch?v=fj1yQOj2OPw&feature=fvw

Anónimo dijo...

Lo llevas claro:
http://www.youtube.com/watch?v=A1HOeCFz_cc&feature=related

Alucina vecina

Anera dijo...

Gracias por la música :)