sábado, 13 de marzo de 2010

"Loving Class"

Obras millonarias sin utilidad.
Humo. En la calle, en los bares, en las discotecas, en mi pelo.
Casas vacías, gente sin casa.
¿Dónde está nuestra comida?
Generación tras generación contaminada, intoxicada, de forma irremediable, y con toda la intención del mundo.

¿Puede alguien llamar a Apinsa? Creo que se han colado unas ratas en los Gobiernos de todo el planeta...

Pero al menos, a los terrícolas de a pie nos queda el poder (y placer masoquista) de amar.
No perdamos la fe, tenemos en nuestros corazones el arma más poderosa.
Luchemos, siempre.

No hay comentarios: