lunes, 18 de enero de 2010

Miserias

Hay miserias en el mundo. Hay catástrofes naturales, hay pandemias, hay pobreza, hay guerras, hay ignorancia, hay desamor. Todo existe, y a la vez.

No sé si podría decir que me guste que exista todo esto y además, a la vez. Pero de lo que estoy segura es que de no existir, no podríamos entender cómo se comporta la naturaleza, o lo útiles que son los médicos, o lo bien que se duerme bajo cubierto, la tranquilidad y seguridad de la paz, la importancia del saber y sobre todo, el valor del amor.

Ahora mismo, no sólo en Haití, sino en gran parte del planeta, toda esta miseria nos está corroyendo el cuerpo y el alma. ¿Somos capaces de valorar a partir de lo que no tenemos? Si la respuesta es sí, ¿por qué no actúamos en consecuencia?

¿Por qué no cuidamos el medio ambiente, y buscamos formas de vida que lo integren en nuestra sociedad?
¿Por qué no hay medicina, comida, justicia, igualdad para aquellos que están en la base, o incluso por fuera, del sistema?
¿Por qué seguimos manteniendo y apoyando la existencia de ejércitos?
¿Por qué nos sensibilizamos con un sistema educativo que no hace sino crear más ignorancia y desigualdad allá donde va?
¿Por qué nos empecinamos en amar y perdonar aquello que no nos hace bien, aunque tengamos otras opciones?

El ser humano, ese fantástico ser incomprensible.
Alguien debería subir conmigo a esta nave y explicarme exactamente, a pesar de ya saber las respuestas, todos estos porqué.
Un besito desde las alturas; ya estoy por lanzarme desde aquí arriba de la depresión que tengo.


No hay comentarios: